Encuesta sobre el aprendizaje en línea y a distancia – Resultados

Imagen: LUM3N / Unsplash.com

Los resultados de la encuesta revelan que casi todas los centros educativos de los encuestados han pasado a alguna forma de enseñanza a distancia desde el comienzo de la crisis de la COVID-19 y más del 60 % cree que las prácticas escolares no serán iguales cuando vuelvan a abrir, con más enseñanza y aprendizaje en línea o a distancia que antes. Para dos tercios de los encuestados, el cierre de los centros educativos ha dado lugar a su primera experiencia con la enseñanza en línea, que ha sido a su vez positiva y desafiante.

Como la pandemia del COVID-19 ha supuesto el cierre masivo de centros educativos de toda Europa, muchos países han tomado medidas para limitar el trastorno a la educación, lo qu ha requerido el cambio hacia el aprendizaje en línea y a distancia, y esto incluye tanto a centros educativos de educación secundaria como a los de primaria.

Aunque el aprendizaje a distancia ofrece ventajas obvias tanto para el profesorado como alumnado, como la continuidad, la flexibilidad y el apoyo mutuo, muchos profesores están luchando para adaptarse a la enseñanza en línea a causa de la inevitable poca antelación. Además, para el profesorado es complicado garantizar que todo el alumnado, especialmente los desfavorecidos y los más jóvenes, permanezca involucrado y participa en las clases en línea.

Esta encuesta para conocer las opiniones sobre la enseñanza en línea y a distancia de toda Europa estuvo disponible en School Education Gateway del 9 de abril al 10 de mayo y obtuvo un número récord de encuestados, 4.859, de los cuales el 86 % eran profesores o directores escolares.

Complementa las encuestas nacionales que se han llevado a cabo y de las que también incluimos una imagen.

Gracias por tu interés y, por favor, envía tus sugerencias para futuras encuestas.


Resultados (N=4859)

1. Si piensas en tu centro educativo o uno que conozcas, ¿qué afirmación describe mejor la experiencia del profesorado con la enseñanza en línea?

Para el 67 % de los encuestados, esta fue su primera experiencia con la enseñanza en línea. El 25 % tenía alguna experiencia y solamente el 6 % tenía una amplia experiencia con la enseñanza en línea. El 3 % de los encuestados afirma que su escuela no ha pasado a la enseñanza en línea o a distancia.

2. Como profesor/a, o en representación de alguno que conozcas, ¿qué te ha sorprendido gratamente sobre el aprendizaje en línea o a distancia?

La sorpresa más grata, mencionada por el 38 % de los encuestados, fue la innovación (es decir, la libertad de experimentar con la práctica de la enseñanza). Le siguen la flexibilidad (33 %), una gran variedad de herramientas digitales (31 %), la accesibilidad de las plataformas, materiales y recursos (27 %) y el aumento de la autonomía y la motivación entre el alumnado (23 %).

Un porcentaje menor (14 %) eligió el compromiso y el disfrute de los alumnos, mientras que solo el 11 % de los encuestados se mostraron gratamente sorprendidos por una mejora de la relación con el alumndo y el 10 % por la facilidad de la enseñanza en línea o a distancia.

3. En tu opinión, ¿cuáles han sido los mayores retos del profesorado a la hora de cambiar hacia el aprendizaje en línea o a distancia? Selecciona un máximo de cinco opciones.

Se pidió a los encuestados que eligieran cinco retos de una lista de 17. Menos del 1 % indicó no haber ningún desafío.

El desafío mencionado con mayor frecuencia fue el acceso a la tecnología (ordenadores, programas informáticos, conexión estable a Internet, etc.), tanto por parte del alumnado (mencionado por el 49 % de los encuestados) o profesorado (34 %). El 43 % reportó un aumento de la carga de trabajo y del estrés al trabajar desde casa (el 18 % consideró la gestión del tiempo y la organización como un desafío).

El mayor desafío relacionado con el apoyo al alumnado fue mantener a todos motivados e implicados (el 43 % de los encuestados optó por esta opción), implicar al alumnado de hogares socialmente desfavorecidos (36 %), implicar al alumnado descontento (19 %) y apoyar a aquellos con necesidades especiales o discapacidades (18 %).

Los encuestados indicaron que la competencia digital era un desafío tanto para el alumnado (24 %) como para el profesorado (24 %). El desafío más frecuente en materia de contenidos de aprendizaje y evaluación fue la conversión de actividades y contenidos para la enseñanza en línea o a distancia (28 %), seguido de cerca por la preparación de contenidos para la enseñanza en línea y a distancia (27 %) y la evaluación de los progresos del alumnado (25 %).

El 19 % de los encuestados mencionó problemas de comunicación con el alumnado y el 13 % problemas de comunicación con los padres/madres o cuidadores. Solo el 7 % consideró que la poca dirección o apoyo que ofrecía el centro educativo era un desafío.

4. ¿Qué es lo que más ayudaría al profesorado para apoyar el aprendizaje en línea durante el cierre de los centros educativos?

De las ocho posibilidades, la más mencionada fue la de obtener recursos gratuitos de las empresas de tecnología educativa (por el 45 % de los encuestados). Otros tipos útiles de contenidos de enseñanza y aprendizaje fueron los sitios web con listas de recursos útiles (29 %) y los programas de televisión educativaos de las organizaciones nacionales de medios de comunicación (10 %).

El segundo apoyo más mencionado fue la clara orientación del Ministerio de Educación (41 %).

Se mencionaron con frecuencia diversos tipos de desarrollo profesional, en particular cursos rápidos sobre la enseñanza en línea (37 %), seminarios en línea y reuniones de enseñanza para que el profesorado comparta ideas y desafíos (22 %), vídeos o planes de lecciones de buenas prácticas (31 %) y facilidad de contacto con expertos, como con el profesorado de mayor experiencia en la enseñanza en línea o expertos en TIC (24 %).

5. En tu opinión, dadas las circunstancias actuales creadas por el virus COVID-19, cuando los centros educativos vuelvan a abrir completamente, ¿la enseñanza en línea o a distancia seguirá siendo parte de la práctica del centro educativo?

El centro educativo será un poco diferente, con más aprendizaje en línea que antes, según el 44 % de los encuestados. Otro 17 % opinó que el centro educativo será bastante diferente: la enseñanza en línea será una parte integral de las prácticas escolares. Por otro lado, el 39 % opinó que cambiará muy poco, el 32 % concordó con que el centro educativo volverá a su práctica original con pequeños cambios y el 7 % supuso que el centro educativo volverá a su práctica original.

Conclusiones de la encuesta europea

Lo que más sorprendió positivamente a los encuestados es la innovación, la libertad de experimentar con la enseñanza, la flexibilidad y la gran variedad de herramientas digitales. Pero indicaron una sorpresa menos positiva en relación con el aumento de la participación del estudiantado o la mejora de las relaciones, aunque se hayan observado.

Casi todos los encuestados indicaron enfrentarse a algún desafío. Entre estos, el más frecuente es el acceso a la tecnología, tanto para el alumnado como para el profesorado, y el aumento de la carga de trabajo y el estrés al trabajar desde casa. Se identificaron varios desafíos relacionados con el apoyo al alumnado, junto con su competencia digital y la del profesorado.

Los encuestados consideran que el apoyo en términos de más recursos educativos les ayudaría a hacer frente a los retos, así como una orientación clara del Ministerio de Educación, junto con el desarrollo profesional, como cursos breves de enseñanza en línea y oportunidades para que el profesorado comparta recursos, ideas y desafíos.

Estas conclusiones ofrecen algunas indicaciones tempranas a legisladores y responsables escolares de que la experiencia de la enseñanza y el aprendizaje a distancia/en línea, pese a suponer un desafío, puede tener efectos positivos duraderos, lo que conlleva interesantes posibilidades de innovación y nuevas formas de trabajo, especialmente si se apoya con un desarrollo profesional apropiado y oportuno.

Los resultados deben interpretarse con cierta cautela, ya que la muestra de encuestados se basa en la participación voluntaria en línea y es relativamente pequeña en comparación con el número de profesores y otros interesados en Europa. Aunque en esta cuesta están representados más de 40 países, se informa de que la mayoría de los encuestados proceden de Francia (36 % del total), Bulgaria (19 %) y Portugal (14 %).

Resultados de recientes encuestas nacionales

Según un estudio realizado en Austria con 3.500 profesores que cubren todos los tipos de escuelas, el 60 % del profesorado considera que la educación a distancia ha tenido un fuerte impacto y los encuestados consideran que este también es el caso del 64 % del estudiantado. Tres cuartas partes del profesorado afirma que la educación en casa los hizo más conscientes de la situación privada de sus estudiantes. El 86 % afirma tener en cuenta las situaciones individuales. El profesorado de educación especial es el que más se preocupa por la enseñanza individualizada, pero pudieron mantener menos contacto personal con sus alumnos que el profesorado de clases regulares o de integración.

El Inspectorado de las Escuelas Checas llevó a cabo una amplia encuesta sobre el aprendizaje a distancia mediante llamada a través de conversaciones telefónicas con los directores de casi 5.000 centros educativos de educación primaria y secundaria (1-14 de abril de 2020). Se entendió que la mayoría del alumnado estaba implicado de alguna manera, aunque se indicó que entre el 15 y el 20 % tuvo dificultades al principio debido a la falta de equipamiento de TIC, la insuficiente conexión a Internet, la baja motivación o la falta de apoyo por parte de sus padres y madres. El uso intensivo de la tecnología digital en la educación a distancia, el interés en su utilización y las expectativas de seguir utilizándola en el futuro son conclusiones claramente positivas. Dos tercios de los centros educativos espera que la mayoría del profesorado adopte más tecnología digital en clase una vez se regrese al centro educativo.

Algunas entrevistas realizadas por parte del instituto alemán Allensbach destacaron la importancia que tiene el contacto personal con el alumnado para el profesorado. Sin embargo, solo un tercio ha sido capaz de establecer y mantener ese contacto. La mitad del profesorado adirma haber llegado a la mayoría de sus alumnos, el 9 % indica que solo a algunos alumnos y el 3 % dice que a ninguno de sus alumnos. El profesorado indica tanto más estrés (34 %) como menos estrés (36 %) en comparación con la enseñanza regular. El estrés adicional viene por la diferencia en la organización de las tareas, la retroalimentación a los alumnos y la evaluación de los deberes. Los problemas técnicos preocuparon a casi la mitad (40 %) del profesorado, que indica haber experimentado una presión adicional. Para el profesorado de primaria, mantener el contacto con los padres y madres es una cuestión especialmente complicada.

También se han publicado informes de investigación en Letonia e Irlanda (ambos en inglés).

Anexo