Education Talks: Las carreras docentes en la nueva era

Las carreras docentes están cambiando: ¿pero a qué forma y por qué razón? En esta vídeo-entrevista del evento Apoyo del desarrollo de las competencias clave, Margit Timakov, Directora de la Asociación de profesores de Estonia, explica por qué la profesión docente rígida y lineal es cosa del pasado.

¿En qué difieren las perspectivas actuales de las carreras docente de las del pasado?

Creo que la carrera docente ha cambiado quizá en los últimos años o en las últimas décadas porque la enseñanza en general y la educación se han vuelto más flexibles y eso significa que la profesión docente también tiene que ser más flexible. Así que quizá en veinte o treinta años se podría considerar que el profesor podría ser profesor de una materia simplemente dando la clase y ya. En la actualidad, hablamos mucho sobre colaboración a nivel escolar, colaboración a nivel nacional, colaboración a nivel internacional, que agregue diferentes responsabilidades y tareas para el profesorado. Tenemos mucha gente en el mercado laboral que está preparada para entrar en el centro educativo y dar una clase o dos, quizá ofrecer una asignatura optativa, pero no está preparada para implicase completamente y desempeñar un trabajo a tiempo completo como profesor. Esto significa que tenemos que permitir que esta gente –que está preparada para venir y ser parte de la vida escolar y ser parte de la educación– tenemos que dejarles hacerlo.

¿Cuál es la trayectoria típica para la carrera docente?

Indudablemente, la enseñanza no es una carrera o una profesión en la que simplemente ascender. Podría tratarse de instalarse o reubicarse frecuentemente, podría tratarse de retroceder y reubicarse frecuentemente, podría tener diferentes perspectivas. Y también, muy a menudo, la enseñanza es una profesión en la que actualmente se está dando un cambio en la carrera o un escalafón profesional en el ámbito del profesorado. Por lo que no es vertical y no es incluso horizontal, es quizá, en cierta manera, de tipo híbrido o caleidoscopio. Pero hay una especie de cambio en la carrera en el ámbito de las personas: obtener nuevas competencias, que se le reconozcan estas nuevas competencias y luego también, mediante estas nuevas competencias, asumir nuevos tipos de tareas y hacer todo tipo de cosas que sean necesarias en el centro educativo o incluso a nivel del sistema.

¿Cuáles son alguno de los desafíos y oportunidades para la movilidad del profesorado?

Cuando se habla de la movilidad del profesorado, depende de: ¿cuáles son las habilidades lingüísticas del profesor que está preparado para irse? También supone algunas cuestiones del tipo: ¿quién sería el profesor sustituto? ¿Quién será la persona sustituta que dará las clases mientras que el profesor está en algún lugar fuera? Al mismo tiempo, supone todo tipo de agradables colaboraciones si es que hay colaboración previa y si los centros educativos se fían unos de los otros. Se percibe como parte del desarrollo profesional y no como una movilidad, que puede que suene un poco extraño y quizá también un poco intimidatorio. Cuando hablamos de movilidad, es muy importante encontrar la razón para ello. ¿Cuál es el propósito? ¿Qué tenemos en mente cuando hablamos de movilidad del profesorado? ¿Es solamente para que el profesor conozco un país diferente o se percibe como un desarrollo profesional en el que el profesor puede establecer objetivos, puede colaborar con otros profesores? Y si lo vemos así, si lo presentamos así, si es lo que esperamos de nuestro profesorado, no se convertirá en algo extraño y embarazoso, sino que se convertirá en algo emocionante, que premia y que es necesario.