Schlangenfuß

Este proyecto se creó hace más de diez años para reinsertar a los estudiantes que se negaban a ir a la escuela. Desde 2007, el programa se ha centrado únicamente en los estudiantes que sufren fobia escolar, trastornos de ansiedad o depresión. El programa es único en Austria y está financiado públicamente

Grupos destinatarios
Schlangenfuß está destinado a estudiantes de entre 11 y 15 años que sufren fobia escolar, trastornos de ansiedad o depresión. La mayoría de los estudiantes se unen al programa a los 11 o 12 años y provienen de escuelas de educación secundaria modernas o Neue Mittelschule. Tienen una larga historia de problemas y absentismo escolar (algunos permanecen en casa hasta un año) antes de llegar al programa Schlangenfuß. Los estudiantes que participan en el programa no serían capaces de obtener un certificado de estudios en una escuela normal. Tener un diagnóstico clínico de la fobia escolar es un requisito previo para participar en el programa y todos los estudiantes se someten a tratamiento. La mayoría de los estudiantes provienen de orígenes de clase media o baja. Un 43 % son chicos y un 57 %, chicas, y solo unos pocos son de origen migrante. No existe un proceso sistemático de política para el seguimiento de la fobia escolar, por lo que se sabe poco sobre el alcance del problema. El Hospital General de Viena (AKH) advierte de un aumento del número de jóvenes que sufren fobia escolar.
Los profesores están muy comprometidos y son muy concienzudos a la hora de tratar con alumnos a los que es difícil llegar. Si es necesario, incluso van a recoger a los alumnos a su casa para llevarlos a la escuela. Además, también acompañan a los alumnos que tienen miedo de utilizar el transporte público.
También hay algunos estudiantes que no están en condiciones de participar en Schlangenfußy necesitan asistencia clínica para poder participar en el programa.
Características principales del marco normativo e institucional
Uno de los principales objetivos del proyecto es la reinserción social de los estudiantes mediante enfoques de la enseñanza que fomenten sus capacidades sociales y el desarrollo de su autoestima. La enseñanza basada en la experiencia desempeña una función importante, porque reduce los trastornos de ansiedad. Otro objetivo esencial es ayudar a que los estudiantes obtengan cualificaciones generales. Esto, a su vez, se garantiza utilizando un plan de estudios moderno. Para evitar la estigmatización, en el certificado no aparece ninguna alusión al proyecto. De esa forma, no resulta obvio que los estudiantes hayan participado en el programa Schlangenfuß.
Schlangenfuß coopera estrechamente con todas las partes (personas o instituciones) que participan en un caso, por ejemplo, padres, profesionales médicos, hospitales psiquiátricos, servicios para la juventud y la familia (MA 11), psicólogos y terapeutas, asistentes laborales y otros expertos.
Como ya se ha mencionado, en el proyecto se utiliza un plan de estudio de educación secundaria moderno. Los alumnos cursan las asignaturas principales (alemán, matemáticas e inglés) tres veces a la semana. Las asignaturas de menor importancia se imparten por proyectos y los profesores se centran más en temas que se ajustan a la vida cotidiana y al mundo de experiencias de los estudiantes. Está muy centrado en métodos pedagógicos que satisfagan las necesidades de los estudiantes, por ejemplo, la pedagogía constructivista, el aprendizaje orientado a proyectos, la pedagogía basada en la experiencia, los métodos de aprendizaje abierto y la individualización.
Los grupos pequeños (dos grupos con aproximadamente seis alumnos y dos profesores) facilitan el apoyo y la atención individual a cada estudiante. Además, los estudiantes reciben todo tipo de apoyo profesional que necesiten, por ejemplo, apoyo terapéutico, los profesores recogen a los estudiantes en sus casas, etc.
En el último año escolar, un orientador profesional prepara a los estudiantes para la transición a la vida laboral ofreciéndoles apoyo individual una vez a la semana. Este apoyo incluye la redacción de solicitudes de empleo, la práctica de entrevistas de trabajo y la visita a posibles empleadores.
Principales factores de éxito
Los estudiantes aprecian el enfoque individual que se logra mediante los grupos pequeños y la estrecha relación con sus profesores. Los estudiantes reciben la máxima atención de sus profesores y se les dedica todo el tiempo que necesiten para entender el material. Los profesores se concentran en los puntos fuertes individuales del estudiante. Las clases están orientadas a proyectos e incluyen elementos de pedagogía mediante la experiencia, como actividades en grupo fuera del entorno de aprendizaje formal (por ejemplo, cocinar para los demás o actividades al aire libre como la escalada) destinadas a mejorar la autoestima. Se sienten menos presionados que en sus escuelas anteriores y experimentan menos estrés en los exámenes. Están muy comprometidos en la escuela, un hecho que se refleja en las altas tasas de asistencia, las bajas tasas de abandono escolar y, en palabras de un estudiante, la sensación de ambiente «familiar». Por estas razones, la satisfacción de los estudiantes puede considerarse alta.
La estrecha colaboración entre el Schlangenfuß y todas las demás partes involucradas en un caso, especialmente la relación con los padres, garantiza que los estudiantes reciban todo el apoyo profesional que necesiten, por ejemplo, terapia. El asesoramiento profesional es otro factor crucial para el éxito, ya que prepara bien a los estudiantes para la transición a la educación secundaria superior o al mundo laboral. Los datos de seguimiento reflejan estos factores clave de éxito: el 76 % de los estudiantes obtuvo un certificado a través del programa, mientras que el 24 % abandonó el proyecto antes de tiempo.
De los estudiantes que obtuvieron un certificado a través del programa, el 22 % fue a una escuela de educación secundaria superior, el 32 % comenzó un aprendizaje profesional y el 22 % participó en otros cursos y formaciones.
Perspectivas sobre la transferibilidad
En cuanto a la transferibilidad, hay algunos elementos clave que podrían adoptarse en las escuelas iniciales: El primero de estos elementos es la interprofesionalidad, que es uno de los principales factores de éxito en Schlangenfuß. Es necesario crear un equipo interdisciplinario de expertos en las escuelas, asumir la responsabilidad de los estudiantes en situación de riesgo y trabajar estrechamente en los diferentes casos. El trabajo de este equipo debería incluir reuniones, supervisiones, intervenciones y una estrecha cooperación con expertos externos. También es esencial una relación estrecha y profesional entre los padres y la escuela. En algunos casos, las visitas a domicilio pueden ser muy útiles.
El siguiente elemento es la profesionalización de los profesores. Los profesores deben estar sensibilizados con el tema, reflejar sus propias actitudes hacia los estudiantes que sufren de fobia escolar y ser capaces de responder a sus problemas. El desarrollo de estas capacidades, actitudes y competencias es esencial y debe adquirirse mediante la educación y la formación.
Es necesario mejorar algunas condiciones estructurales para dar cabida al intenso trabajo de relación (un factor de éxito principal). Una de estas condiciones es la reducción del número de alumnos por clase, lo que la experiencia de Schlangenfuß demuestra que es muy importante. También debe fomentarse la enseñanza en equipo, que ya se aplica en las escuelas de la Neue Mittelschule. Estos cambios requieren recursos financieros, espaciales y de personal adicionales.
Fuente: La información está basada en la Unión Europea: Preventing early school leaving in Europe – lessons learned from second chance education (Prevenir el abandono escolar temprano en Europa: lecciones extraídas de la educación de segunda oportunidad), 2013.

Tipo
Prácticas ejemplares
País
Austria
Idioma
BG; CZ; DA; DE; EL; EN; ES; ET; FI; FR; HR; HU; IT; LT; LV; MT; NL; PL; PT
Nivel del centro educativo
Secundaria
Nivel de la intervención
Específicos
Intensidad de la intervención
Periódica
Origen de la financiación
Administración del Estado

Comentarios

Comentar