Bienestar: ideas para centros educativos más sanos, inclusivos y más felices

Image: 2XSamara/Shutterstock.com

Los centros educativos tienen un papel activo que desempeñar en proporcionar y garantizar el bienestar social, físico y emocional a los estudiantes.

Los niños y los jóvenes emplean gran parte de su tiempo en los centros educativos, que supone, por lo tanto, un espacio clave para dar forma al bienestar general, incluyendo sus aspectos sociales, físicos y emocionales. La salud y el bienestar de los estudiantes contribuyen en su capacidad para aprovechar la enseñanza de gran calidad y alcanzar su máximo potencial académico. En este artículo revisamos iniciativas europeas y nacionales que fomentan la importancia del bienestar en los centros educativos.

Enfrentarse al acoso de manera global – ENABLE

La Red Europea Contra el Acoso en Espacios de Aprendizaje y Ocio (ENABLE) fue diseñada para combatir y reducir el acoso de manera global, pero resultó tener efectos positivos más amplios en el bienestar social y emocional de los jóvenes y en el clima del aula.

El foco principal era aumentar la resiliencia en los jóvenes al combinar el aprendizaje social y emocional (SEL) con estrategias de apoyo entre compañeros. El programa iba dirigido a jóvenes de entre 11 y 14 años, un periodo en el que los niños aprenden más sobre sí mismos, prueban su autonomía y entienden sus emociones. La encuesta previa de los estudiantes mostró que uno de cada tres no sabía que las emociones tienen una influencia en las reacciones y uno de cada cuatro expresó no tener afinidad hacia conductas de ayuda.

El proyecto fue financiado por el Programa Daphne de la Unión Europea y se desarrolló desde el 2014 hasta el 2016. Incluyó acciones como una serie de webinarios y el ENABLE Hackaton, durante el cual los estudiantes tienen que diseñar una aplicación o cualquier herramienta creativa que pudiera emplearse contra el acoso.

La metodología ENABLE fue integrada en más de 100 centros educativos, llegando a más de 15.000 estudiantes de seis países. El proyecto generó recursos versátiles para profesores, formadores de profesores y padres y madres (disponible en neerlandés, griego, croata, francés, inglés y danés).

Para más información echa un vistazo al resumen del proyecto y al informe de revisión de la investigación.

Centros educativos a favor de la salud en Europa: la red SHE

Solamente trabajar y no jugar nada puede llevar a que los estudiantes logren notas altas y obtengan resultados excelentes. Pero, ¿qué ocurre con su mejora física?

Centros educativos a favor de la salud en Europa es una red de 45 países miembros de la región europea y su interés se centra en hacer de la promoción de la salud en los centros educativos una parte integral de la política de desarrollo en la educación europea.

Definen los centros educativos que fomentan la salud como centros educativos que cuidan de la salud y el bienestar de todos los estudiantes y de la plantilla. Para ese fin implementan un plan estructurado y sistemático, que incluye siete componentes importantes: políticas de centros educativos saludables, el entorno físico de los centros, el entorno social de los centros, habilidades sanitarias individuales y competencias para la acción, vínculos comunitarios y servicios sanitarios.

La red SHE promueve la investigación y genera repercusión en torno a las buenas prácticas sobre la promoción de la salud escolar. Entre sus recursos destacan las tres fichas técnicas de la red SHE, que analizan la situación de los centros educativos que promueven la salud, ofrecen evidencias científicas que prueban la importancia de la promoción de la salud en los centros educativos y ofrecen una información detallada sobre las redes y colaboraciones en la promoción de la salud escolar.

A los profesores les pueden resultar también muy útiles las guías y herramientas, que ofrecen información valiosa sobre la alimentación saludable, la actividad física y la prevención de la obesidad infantil. Las publicaciones están disponibles en inglés, ruso y esloveno.

Entrenar la atención de los estudiantes: Mindfulness in Schools Project

¿Te gustaría que tus alumnos se sintieran más tranquilos, felices y realizados para controlar el estrés y la ansiedad o para mejorar su concentración y centrarse en las clases, exámenes y pruebas, en el ámbito deportivo cuando juegan y escuchan a los demás?

La conciencia plena ha demostrado su efecto positivo en todas estas áreas y ya se utiliza de manera activa en un grupo de centros educativos. Es una práctica que ayuda a crear la autoconciencia en el momento, reconociendo y aceptando los sentimientos y pensamientos de uno mismo, así como las sensaciones físicas. En resumen, «la conciencia plena está viva y lo conoce».

MiSP (Mindfulness in Schools Project) es una organización benéfica afincada en Reino Unido que se dedica a promover la resiliencia y el bienestar de los jóvenes a través de la conciencia plena en los centros educativos. MiSP ha formado a más de 3.200 educadores y trabajadores escolares para transmitir la conciencia plena en los centros educativos.

Un estudio reveló que los niños que participaron en el programa de conciencia plena (N=522) declararon tener menos síntomas depresivos, menos estrés y un mayor bienestar.

Descubre más en la página web, por ejemplo, sobre cómo llevar la conciencia plena a tu centro educativo, artículos de investigación y mapas interactivos para encontrar profesores que tengan conocimientos sobre la conciencia plena.