Reforzar la inclusión, la diversidad y la participación ciudadana por medio de la enseñanza

Imagen: Shutterstock/ wavebreakmedia

La igualdad, la paz, la justicia, la no discriminación, la noviolencia, la tolerancia y el respeto por la dignidad humana son valores centrales de nuestras sociedades democráticas y multiculturales. La importancia de mejorar las competencias sociales, cívicas e interculturales, el pensamiento crítico y la alfabetización mediática, así como fomentar la educación de jóvenes, niñas y niños desfavorecidos se encuentran en el corazón de la declaración de París de ministros europeos de educación en marzo de 2015. En este artículo os presentamos tres proyectos dirigidos a fomentar una sociedad más inclusiva y diversa por medio de la educación.

SIRIUS: fomento del éxito en jóvenes y niños procedentes de migraciones

SIRIUS es una red europea de políticas de educación para jóvenes y niños procedentes de migraciones, iniciada por la Comisión Europea. La red está destinada a iniciar el diálogo y el intercambio de prácticas ejemplares entre responsable políticos de la UE y de sus países miembros, investigadores y profesionales para el desarrollo de estrategias conjuntas en la educación de personas con entorno migrante.

SIRIUS ha publicado una agenda sobre migración y educación en Europa con recomendaciones que resumen políticas probadas que se mostraron efectivas para impulsar un acceso igualitario a la enseñanza y la formación de alta calidad. Sobre ella se apoya el resto de sus actividades de hoy.

La página web de la red ofrece más recursos útiles, entre los que se encuentran los siguientes:

Financiada durante sus tres primeros años por el Programa de Aprendizaje Permanente de la U.E., la red SIRIUS cuenta ahora con el apoyo de la fundación Mercator.

Habilidades de tolerancia y participación ciudadana con eTwinning

eTwinning es una plataforma transfronteriza .de cooperación entre centros educativos que fomenta competencias de tolerancia, diversidad y ciudadanía. Cuenta con 1.800 proyectos enfocados hacia la ciudadanía y 1.500 proyectos sobre tolerancia. Entre ellos se encuentra Rainbow Village (Ciudad Arcoiris), un proyecto de dos años de duración en el que participaron ocho centros de tantos países (Eslovaquia, Francia, Grecia, Italia, Polonia, el Reino Unido, Rumanía y Turquía) con 170 estudiantes de 12 a 15 años. El lema del proyecto está tomado de Nelson Mandela, cuando habla de «una nación arco iris en paz con ella misma y con el mundo».

Comunicándose en inglés y en francés, la tarea del alumnado era la de reconstruir la sociedad tras el Armagedón en un mundo imaginario con todas sus facetas: la descripción física de la ciudad ideal, sus habitantes, sus apariencias y sus caracteres, así como las características de la nueva sociedad incluyendo un emblema, un himno nacional y leyes comunes. Con ello, los estudiantes aprendían acerca de los valores, los estilos de vida y las costumbres diferentes a los propios, adquirían conocimientos interculturales para interactuar en situaciones cotidianas, así como se hacían conscientes de una «educación para la ciudadanía».

Este proyecto fue recompensado con el premio eTwinning 2013.

Más información:

Fomento de la igualdad de oportunidades para la infancia migrante

Cada vez más proyectos Erasmus+ se centran ya en cómo prestar apoyo a niñas, niños y familias migrantes para que se sitúen en las comunidades locales y los centros educativos de Europa. WelComm es una alianza estratégica desarrollada entre ocho organizaciones de seis países (Bulgaria, Chipre, España, Italia, los Países Bajos y Portugal) en el marco del programa Erasmus+.

El proyecto se centra en las habilidades de comunicación y tiene como objetivo prestar apoyo a la integración lingüística de niñas, niños y familias migrantes en sus entornos de acogida. Su meta es la de facilitar un apoyo adecuado a fin de asegurar la igualdad de oportunidades en la educación para estas niñas y estos niños en primaria e infantil. En su sección de prácticas ejemplares en línea podemos encontrar una base de datos enorme llena de iniciativas y recursos, que en muchos casos demuestran un cuidado fundamental por los entornos personales y culturales de esta infancia como manera de enfocar la diversidad y los entornos de aprendizaje interculturales.

El proyecto ha desarrollado unas herramientas didácticas multimedia que incluyen animaciones, juegos de lenguaje y cómics para ayudar a las niñas y a los niños a contextualizar mejor las lecciones que se enseñan.